Garupá, Lunes 2 de febrero de 2015

Vecinos autoconvocados de Garupá protestaron frente a la sede de Emsa, por los sucesivos cortes de luz 

Por los sucesivos de cortes de luz y la quema de artefactos eléctricos, vecinos se convocaron para protestar que deben soportar por las deficientes condiciones con la que la empresa presta el servicio energético. Al tiempo, anunciaron la continuidad de las acciones e incluso, advirtieron, con protestas más intensivas y hasta cortes de rutas y avenidas si la Provincia no pone fin a este padecer.

Este lunes a la noche los vecinos se concentraron frente a la sede de Emsa, donde acordaron continuar las acciones por el cumplimiento de lo prometido el año pasado, cuando representantes de Emsa se comprometieron a solucionar la deficiencia eléctrica que padece Garupá, en junio del año pasado.

Sin embargo pasó el lapso mencionado, llegó el verano y los padecimientos recrudecieron en todo el municipio. Hartos de esta situación, se autoconvocaron nuevamente y van a solicitar una ronda de encuentros tanto con directivos de Emsa, como con funcionarios de la Entidad Binacional Yacyretá porque “entre unos y otros se tiran la pelota por lo que está pasando. Y lo cierto es que nosotros padecemos los cortes”, remarcaron con cierto enojo los vecinos.

Sucede que, en los últimos días algunos barrios de este populoso municipio soportaron alrededor de 20 cortes diarios justamente en horarios pico de la noche y siesta misionera, cuando la temperatura se hacía sentir con intensidad superando la marca de 40°.

Los vecinos también mostraron su enojo por que la Provincia continúa levantando barrios en Garupá, con lo cual recrudecerán las deficiencias. No descartaron que próximamente - si la indiferencia persiste-  se tomen las constructores de viviendas que están ejecutando proyectos en la zona, o se corten rutas y avenidas en reclamo de la misma causa.

En la reunión autoconvocada de este lunes, estuvieron representantes de los barrios Loma del Sol, Los Potrillos, 140 Viviendas, Garupá Centro, Santa Helena, Don Santiago, Fátima, Villa Longa, Ñu Porá, entre otros centros habitacionales.