Garupá, Wednesday 19 de December de 2012

 

Así como para bajar el índice de repitencia se podrá pasar de año con cinco materias imagínese
que para prevenir que ocurra más muerte por accidentes de tránsito se les permita a los
conductores de vehículos manejar por la izquierda o la derecha, como quiera, ¿solucionaría el
problema?
 
A través de todas las medidas propuestas se quiere lograr bajar el índice de repitencia pero no
se puede lograr con esta flexibilidad calidad educativa, a leguas se nota que cuando nuestros
“ESPECIALISTAS” en educación plantean un ciclo lectivo de 190 días, o curos y talleres a contra
turno persiguen un solo objetivo: que la escuela funcione de guardaría.
 
Soy de la idea de que los alumnos logran calidad educativa solo si les exige no si se les facilita las
cosas. La resolución trata acerca de una educación pluralista y no elitista pero todo apunta a eso
ya que mientras en las instituciones privadas se exige más en las públicas se apunta a la promoción
automática, ahora bien de esto no son solo culpables nuestros incompetentes políticos ya que
estas medidas bajan de organismos internacionales como ser: Unicef, FMI, BM, OMC; sin embargo
estas mismas medidas no se aplican en el primer mundo “casualmente”.
 
Analizando someramente la Resolución (ANEXO 93-09) encontramos que:
 
“67-En las escuelas suelen aparecer asociadas a la evaluación, otras cuestiones como la
calificación, la acreditación y la promoción. La calificación es una cuestión relativa al orden
pedagógico en la cual se establece una equivalencia entre una escala arbitrariamente construida
y un determinado nivel de logro alcanzado por los alumnos”. Todo esto puede tener algo de
verdad pero son los organismos oficiales llámese CGE, Ministerio de Educación los que exigen
tales cosas, por ejemplo:” 3.5 La calificación será según la escala numérica de 1 (uno) a 10 (diez)
puntos en números naturales, salvo en los promedios donde se considerarán números reales
hasta los centésimos sin redondeo.” (Sentido y orientaciones de la regulaciones sobre evaluación,
acreditación y promoción de los estudiantes); y cuando surgen planteamientos descabellados
como los de esta resolución es evidente que se contradice en muchos puntos.
 
“74-La evaluación entendida como procesual no necesariamente se lleva a cabo en momentos
específicos pautados con mayor o menor grado de formalización. De este modo, se la
integra al mismo proceso y no se reduce a un acto artificial y burocrático. La promoción debe
fundamentarse en una mirada integral y prospectiva. Ello permite anticipar las posibilidades que
tiene ese estudiante de continuar aprendiendo si es promovido al curso inmediato superior.” Es
decir que si un bebe aún no sabe caminar hay que enseñarle a correr, ilógico ¿no?
 
“79-De este modo, una definición central para la escolaridad, como es la promoción, se produce
sin sujeto alguno de la decisión, como una mera consecuencia mecánica de decisiones tomadas
con otro fin. Los docentes deciden si aprueban al estudiante en su asignatura, pero no si lo
promocionan al año siguiente. No hay entonces decisión pedagógica, por tanto, tampoco
una evaluación integral y prospectiva que posibilite decidir con fundamento sólido cuál es la
trayectoria más adecuada para que el estudiante continúe aprendiendo en el nivel”. Lo que esta
gente no dice es que como dije al principio esto sólo conduce a la promoción automática para, de
esa manera, bajar el índice de repitencia de la provincia, tampoco se les dice a los alumnos, y a
sus padres que este sistema les conduce a hacerlos más estúpidos y no más pensantes.
 
“80-En estas condiciones de fragmentación, las dificultades que atraviesa un determinado
estudiante para aprobar un año pueden pasar desapercibidas para el conjunto de los docentes
o, en otros términos, se insensibilizan”. La promoción o no de una materia o de un año tiene
 
que ver con la calidad del tiempo dedicado al estudio no con una cuestión de sensibilidad, en
todo caso estos supuestos genios de la educación deberían tomarse el trabajo de analizar sus
conciencias para ver si en ellos encuentran algo de sensibilidad social.
 
“Esto implica ofrecer nuevas y variadas oportunidades de aprendizaje y diseñar diferentes
trayectos atendiendo a los estilos, ritmos, necesidades e intereses de los alumnos”. En “Ideología
y aparato ideológico del estado” Louis Althusser menciona a la escuela como uno de los aparatos
ideológicos del estado y como tal tiene la función de homogeneizar las prácticas y las conciencias,
sino ¿para que el uniforme escolar? ¿O por qué se les dice a los niños que San Martin cruzó los
Andes para liberar tres países y no para imponer el libre comercio que beneficiaba a Inglaterra?
 
165-“Se asume que la enseñanza y el aprendizaje son una responsabilidad institucional, no sólo
de los estudiantes y de sus familias”. En realidad, en la práctica la institución educativa solo se
viene haciendo cargo de la educación de los alumnos pero no sólo eso, la escuela hace de padre,
madre, psicólogo, amigo, asistente social, guardería, ropero; todo por el mismo sueldo.
 
“Con la finalidad de que en toda escuela enseñar y aprender sea una práctica con sentido y
relevancia”. Jamás el proceso de enseñanza va a ser una práctica con sentido y relevancia si no
enseñamos a nuestros alumnos a pensar sino que le decimos, aquello que no te da la cabeza
para aprender dejalo nomás, me parece que de esta manera no se construye una educación para
todos sino justamente una elitista.
 
“ARTÍCULO 4º.- Acordar que durante el transcurso del año 2010 las jurisdicciones implementarán
los procesos de revisión, reformulación y/o reelaboración de las regulaciones sobre a) evaluación,
acreditación y promoción de los estudiantes. b) acompañamientos específicos de las trayectorias
escolares. c) Condiciones de ingreso, permanencia, movilidad y egreso de los estudiantes y d)
convivencia escolar, conforme las orientaciones aprobadas en la presente medida”. Si medidas
como estas sólo es de conocimiento de los directivos es muy difícil transformar el sistema
educativo de una manera democrática.
 
“ARTÍCULO 7º.- Acordar que el MINISTERIO DE EDUCACIÓN DE LA NACIÓN a través de las áreas
de competencia, dispondrá el acompañamiento y asistencia técnica a las jurisdicciones que así
lo requieran para el cumplimiento de la presente resolución”. Si esa asistencia técnica será la
misma que la garantizada cuando se produce la transformación educativa con la ley 24.195
estamos hablando de pura ficción, siempre se habla de mejoras pero no se habla de recursos,
capacitación, curriculum.
 
Esto ha querido mostrar por lo menos en parte lo insulso de los planteamientos legales que
pretenden mejorar la calidad educativa de una manera totalmente desconectada de la realidad,
no es que a mí me guste la crítica por la crítica, o que crea que todo lo que responde al gobierno
oficial es malo, sino que los datos que nos muestra la realidad hacen dudar de todos estos
planteamientos. Muchos de los que firmaron o aceptaron esta resolución hicieron lo mismo con
la Ley 24.195 y ahora se rasgan las vestiduras porque fue un completo fracaso a conciencia.
 
Valdez Carlos Antonio
 
Profesor en Letras